martes, 22 de julio de 2008

Barroso y Blair afirman que habrá un acuerdo post-Kioto a finales de 2009

EFE - 22/07/08
La Comisión Europea (CE) y el ex primer ministro británico Tony Blair se mostraron hoy seguros de que la conferencia de Copenhague de 2009 logrará un acuerdo sobre cambio climático para dar seguimiento al periodo tras el Protocolo de Kioto, que acabará en 2012.

"Estoy más convencido que nunca de que se puede lograr un acuerdo", afirmó el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, en una rueda de prensa conjunta con Blair, en la que justificó su optimismo en los logros alcanzados por la cumbre del G8, celebrada a principios de mes en Japón.
La cumbre de los países más industrializados del mundo -EEUU, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, Japón y Rusia- se saldó con un acuerdo para reducir a la mitad las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en 2050. Este paso, calificado de insuficiente por los ecologistas, es para Barroso un gran avance: "hay que verlo en perspectiva y no olvidar que muchos miembros del G8 estaban aún discutiendo acerca de objetivos vinculantes y ahora se cuenta con un acuerdo".
Asimismo, hizo hincapié en que "sí ha habido avance" y en que "es muy importante que Europa mantenga sus compromisos, ya que sería muy perjudicial para su credibilidad si ahora diese muestras de retroceso".
Por su parte, Tony Blair subrayó que el cambio climático es "una cuestión técnicamente compleja y políticamente sensible" y que hay que tener en cuenta los diferentes estados en los que se encuentran Europa, América, Japón y países como India o China. "Es crucial reunir a estas dos partes del mundo y lograr un acuerdo conjunto", afirmó. En Hokkaido (norte del Japón), los países emergentes (China, México, India, Brasil y Sudáfrica) no quisieron comprometerse con la meta del G8 y sólo prometieron "recortes profundos" de las emisiones globales, aunque sin concretar fechas o porcentajes, y cerrar un acuerdo de cara al horizonte post-Kioto a finales de 2009. Las naciones desarrolladas no sólo fijaron objetivos para 2050, sino que también señalaron que marcarán metas de reducción a medio plazo, en 2020 ó 2030.