viernes, 17 de julio de 2009

G8: firmar sirve



Cumbre del G8 - La semana pasada 130.000 miembros de Avaaz firmaron en 48 horas una petición dirigida a los países industriales que integran el G8 para que eviten un calentamiento global superior a 2°C. La campaña se centró en denunciar las maniobras de los tres países que estaban impidiendo un avance en ese sentido. La petición fue presentada durante la cumbre al Primer Ministro del Reino Unido, Gordon Brown (ver imagen a la izquierda), junto con gigantescas postales personalizadas.

En paralelo a la celebración de la cumbre, un grupo de integrantes de Avaaz participaron en una coreografía en las calles de Roma en la que se desvistieron hasta quedar en ropa interior de color verde. De esa manera, trasmitieron con un toque teatral y humorístico el lema de la campaña, hecho que fue ampliamente difundido en la prensa (ver fotografía a la izquierda). Ante la presión de Avaaz y sus colaboradores en Italia y en todo el mundo, los paises que bloqueaban las discusiones acabaron por ceder y todos los dirigentes del Grupo de los 8 aceptaron la meta de 2 grados. No obstante, el G8 fracasó a la hora de adoptar medidas concretas para lograr dicho objetivo. El desafío que se nos presenta ahora es conseguir que los dirigentes mundiales cumplan sus compromisos retóricos y adopten un tratado mundial obligatorio en la cumbre de las Naciones Unidas que se celebrará en Copenhague en diciembre de este año.