lunes, 3 de noviembre de 2014

El IPCC pide a los gobernantes que tomen medidas serias para llevar las emisiones a cero y acelerar el impulso de las energías renovables (Greenpeace)

Greenpeace considera que el Gobierno español está yendo en contra de las recomendaciones científicas con su política energética

El Grupo de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC) ha publicado hoy la parte final de su Quinto Informe de Evaluación. Por primera vez, los científicos están diciendo claramente a los gobernantes que deben aspirar a llevar las emisiones a cero. La forma más rápida para hacerlo es acelerar la adopción de las energías renovables, un proceso que ya está ocurriendo en todo el mundo.
 Panel del IPCC 2014
El IPPC señala que el cambio climático ya está aquí y está empeorando rápidamente. Su Quinto Informe de Evaluación (AR5) estudia la gravedad de los impactos que ya son visibles y afirma que podrán ser peores a medida que aumenten las temperaturas. Los científicos han analizado sus impactos, qué se puede hacer aún al respecto y qué pasaría si no se hace. Greenpeace considera que las soluciones son más fáciles de alcanzar que nunca. Ha realizado un resumen de las principales conclusiones del AR5, complementadas con otros hallazgos científicos recientes y con las líneas de acción que propone la organización ecologista. Algunos de los datos que se destacan en este informe son:

  • El hielo polar se está derritiendo mucho más rápido de lo previsto
  • La acidificación de los océanos está ocurriendo a un ritmo sin precedentes, amenazando la vida marina
  • 2001-2010 fue una "década de extremos climáticos", de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial
  • Desde mediados del siglo XIX, el ritmo de la elevación del nivel del mar ha sido superior a la media de los dos milenios anteriores. Los últimos datos de los expertos climáticos confirman una tasa de elevación de 3,2 mm/año, entre 1993 y 2010.
 El IPCC incluso advierte que el cambio climático puede incrementar el riesgo de conflictos violentos en forma de guerra civil y la violencia entre los grupos por el el hambre, las migraciones forzosas y otros conflictos derivados del cambio climático
 "Para los científicos, no hay duda acerca de cómo actuar frente al cambio climático. Los gobiernos tienen que prestar atención y eliminar gradualmente el carbón y el petróleo ahora o terminar haciéndolo más tarde a un coste mucho más alto. Sin embargo, aquellos que aprovechen el potencial de las energías renovables darán un salto adelante hacia un futuro sostenible", ha declarado Martin Kaiser, responsable de política climática en Greenpeace.
 La organización ecologista denuncia que mientras que países como Dinamarca, que se ha comprometido al 100% de energías renovables en su sistema eléctrico y de calefacción para 2030, avanzan en la dirección correcta, en España el Gobierno ha aprobado una reforma energética que supone un freno absoluto a las energías renovables mientras da luz verde para proyectos de extracción de petróleo en sus aguas.
 "Las energías renovables y el uso inteligente de la energía son las formas más rápidas y más limpias para reducir las emisiones y las tecnologías de captura de CO2 no tienen sentido si no atacamos el problema de raíz y abandonamos nuestra dependencia por los combustibles fósiles", ha declarado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace.
 Greenpeace presentaba hace dos semanas un informe sobre la recuperación económica con renovables donde se demuestra cómo es posible un sistema eléctrico con el 95% de energías renovables para 2030 que supondría más de 3 millones de empleos.
 "Todavía estamos a tiempo de actuar y de mantenernos lo más lejos que sea posible de un aumento de 2 ºC de temperatura, pero para eso hace falta un marco legal estable que favorezca a los inversores a desarrollar las energías renovables y dejar de invertir y subvencionar el carbón y el petróleo", ha concluido Nuño.

1 comentario:

Valentín S. Rojas dijo...

Estamos en una época en que hablar de compromiso ambiental es mas bien una moda para la sociedad, una forma de legitimación para los gobiernos y un anzuelo en candidatos a algún puesto político.Hace poco leí un apunte de la eurodiputada español de Izquierda Unida Paloma Lóopez: es muy bueno pero a mi consideración las causas de todos estos problemas ambientales tiene un nombre: capitalismo, enfundado en cada país en modelo de desarrollo económico neoliberal.
La acumulación de más del 50% de la riqueza mundial en el 1% de la población mundial refleja claramente la acumulación de capital en aquellos que poseen las grandes empresas trasnacionales que con su poder financiero y especulativo son capaces de ocasionar grandes crisis económicas en países que resisten a permitirles la entrada en sus mercados internos. Un ejemplo es lo que sucedió en Bolivia en dónde las grandes empresas mineras inclusive financiaban grupos paramilitares encargados de provocar caós entre la población indigena que luchaba por defender sus recursos. Entonces no creo que la situación cambie hasta no ser cambiado el sistema económico mundial, pues la propuesta que da la eurodipuatada necesita gobiernos fuertes que hasta ahora son victimas y cómplices de la especulación del gran capital financiero, y sociedades comprometidas pero éstas están manipuladas por las contantes campañas mediáticas de mercadotecnia y publicidad. Hace mucho que se avanzó en materia de energía renovables pero no se les da el apoyo que requieren por que precisamente la tecnología necesaria para aumentar su producción y eficiencia está en manos de las trasnacionales que de otorgar estos recursos verían acabados sus negocios