miércoles, 7 de diciembre de 2011

Durban, carta abierta a los ministros: ¡Aumenten las apuestas! (Boletín ECO - CAN)

"Durante la COP17, todos ustedes son pequeños estados insulares. Así que no nos salvan, sálvense ustedes mismos"

"China ha dado señales de flexibilidad y disposición para negociar los temas difíciles. La UE puede aceptar un segundo período de 5 años de compromiso y debe continuar defendiendo con fuerza también la línea de tiempo 2015. Los pequeños Estados insulares han, como siempre, presionado lo necesario, ya que están más cerca del límite. Si EEUU y otros tratan de tirar a un lado,  no se lo permitan. Sigan adelante y muestren el camino."

Objetivos:
  • Acordar (¡ya!) un segundo período de compromiso de 5 años para el protocolo de Kioto, a partir de 2012
  • Negociar ahora un acuerdo jurídicamente vinculante de reducción de emisiones de gases invernadero que complemente el Protocolo de Kioto a partir de 2015, como muy tarde





Estimados Ministros,

La desconexión entre las conversaciones sobre el clima y la realidad científica es contundente. En el proceso de la CMNUCC, se están haciendo progresos, pero en la vida real a sus negociadores han sido unos sonámbulos mientras el mundo arde.

La semana pasada ha sido testigo de lentas negociaciones,  con los picos y valles que caracterizan a estas conversaciones. Hemos caminado por los pasillos, nos hemos reunido en salas grandes y pequeñas, hemos evocado eventos del pasado y chismorreado en los stands, hemos discutido sobre los corchetes y las comas y hemos jugado con los textos de los documentos.


Mientras tanto, se extiende el hambre, las crecidas inundan las casas y las tormentas destruyen los medios de subsistencia. La evidencia muestra que si no actuamos, dentro de tan sólo unos pocos años será demasiado tarde para frenar un cambio climático peligroso. Para ser francos, corremos el riesgo de tirar por la borda el trabajo de 20 años, retrasando aún más la acción verdaderamente necesaria.


Ministros, sus negociadores les han dejado una opción muy clara: pueden elegir dar un paso atrás lejos del abismo o arrastrarnos a todos más allá de él.

En los últimos días, hemos visto que las discusiones sobre el calendario de acción nos encierran inexorablemente en un cambio climático peligroso. ECO tenía la impresión de que en la Conferencia de las Partes en Durban se intentaba discutir el marco post 2012. De alguna manera las negociaciones se han desplazado al post-2020. Esto es simplemente inconcebible. El mundo no puede permitirse un tiempo de espera de diez años en las negociaciones.


Para este fin, la Unión Europea puede ayudar: acuerden un segundo período de compromiso del Protocolo de Kioto de 5 años. Ahora, ya.

Los EEUU y otros afirman que la ambición de las reducciones colectivas  actuales  nos permitirá evitar el peligroso cambio climático.  Esto simplemente no es verdad. Un mundo de promesas y revisión es un mundo de incertidumbre. Incluso hay un paso atrás hacia un sistema en donde no haya ni responsabilidad ni garantía de que haya reducciones. No vayamos por allí.

En su lugar, debemos elevar  la ambición para el año 2015, de lo contrario el aumento de la temperatura global promedio  será superior a 2° C, yendo inexorablemente a 3º y más, con todo lo que implica. El segundo período de compromiso del Protocolo de Kioto debe ser aprobado, ya que es el único instrumento legal que obliga a los países a reducir sus emisiones.                                                                

En Durban también deben ponerse de acuerdo para negociar un acuerdo jurídicamente vinculante para complementar - ¡no reemplazar! - al Protocolo de Kioto (después de un segundo período de compromiso) tan pronto como sea posible,  como máximo a partir de 2015. Aquellos que miran para otro lado están tratando de evitar sus responsabilidades y retrasar la acción urgente. 

Hemos estado hablando desde Copenhague sobre cómo el proceso es "patear la lata por el camino",  o "echar balones fuera". No hay más tiempo para eso. No podemos pretender que se estén adoptando acciones cuando se están evitando las mismas.  Y ¡se pueden hacer!  Mientras nos acercamos al límite peligroso, hay también una evolución positiva.

China ha dado señales de flexibilidad y disposición para negociar los temas difíciles. La UE puede aceptar un segundo período de 5 años de compromiso y debe continuar defendiendo con fuerza también la línea de tiempo 2015. Los pequeños Estados insulares han, como siempre, presionado lo necesario, ya que están más cerca del límite.

No hay otro camino y este es nuestro momento para elegir. Y si EEUU y otros tratan de tirar a un lado,  no se lo permitan. Sigan adelante y muestren el camino.

Estimados Ministros, confiamos en que esta semana muestren un verdadero liderazgo y elijan evitar el abismo,  cambiando el rumbo y tomando medidas audaces en una nueva dirección que trabaje para todos nosotros, nuestro clima y nuestro planeta.

El  Embajador Jumeau de las Seychelles lo dijo mejor: "Durante la COP17, todos ustedes son pequeños estados insulares. Así que no nos salvan, sálvense ustedes mismos".

Esta semana, se trabaja para salvarnos a todos