domingo, 4 de diciembre de 2011

Entre manifestaciones e "indaba", ¿avanzando hacia un acuerdo por el clima?

Miles de personas se han manifestado hoy en Durban a favor de la "justicia climática" y por un acuerdo efectivo contra el cambio climático, mientras sigue la Cumbre entre ligeros avances en los temas formales y un estancamiento de las negociaciones, a la espera de la llegada de los representantes políticos durante la semana que viene.

La puesta en marcha del Fondo Verde para el Clima (GCF) está siendo uno de los puntos fuertes de esta Cumbre. El Acuerdo de Copenhague de 2009 establecía el compromiso de "proporcionar [a los países en desarrollo, para adaptación y mitigación, unos] 30.000 millones de dólares para el período 2010-2012" y, como meta a alcanzar de forma progresiva, "100.000 millones de dólares al año en 2020" y proponía la creación del GCF para canalizar una "parte significativa" de dicha financiación.

Los Acuerdos de Cancún de 2010 establecieron que "el Comité de Transición elaborará y recomendará a la Conferencia de las Partes, para que los apruebe en su 17º período de sesiones (COP17), documentos operacionales en los que se traten, entre otras cosas (...) el establecimiento y la puesta en marcha del Fondo Verde para el Clima".

Otro punto destacable hasta el momento es el papel de la presidencia sudafricana de la COP17, que a través de reuniones informales ("indaba", en zulú) está intentando allanar el camino a posibles acuerdos.

Algunos hechos destacados de los últimos días (fuente: IISD)

Martes 29

"Algunos participantes parecieron sorprendidos porque el Grupo de Asia hizo un arreglo por medio del cual Qatar será la sede de la COP18 a fines de 2012; y Corea del Sur albergará las sesiones ministeriales previas a la COP."

Miércoles 30

FONDO VERDE PARA EL CLIMA (GCF): el Comité de Transición presentó el informe que tiene que ser la base para la creación efectiva del GCF en Durban. El GRUPO AFRICANO y el GRUPO DE INTEGRIDAD AMBIENTAL (EIG, por sus siglas en inglés) recibieron con satisfacción el informe. La UE observó que el proyecto del instrumento de gobernanza es un compromiso, pero que se debería llegar a un acuerdo sobre este como parte de un paquete equilibrado, y tener más debates podría ser contraproducente. Zambia, en nombre de los PAÍSES MENOS DESARROLLADOS (PMD), señaló que el proyecto de instrumento de gobernanza proporciona el fundamento suficiente para un arreglo institucional financiero. Filipinas, en nombre del G-77/CHINA, dijo que el GCF es un elemento crucial de la solución.

Barbados, por los PEQUEÑOS ESTADOS INSULARES (PEI) hizo hincapié en que la puesta en marcha del GCF no puede demorarse, a pesar de sus deficiencias, entre ellas la falta de una ventana de financiación dedicada a los PEI y los PMA, y la falta de previsión de un proceso de reposición. Señaló que el GCF no debe quedarse sin fondos, no debe ser una "cáscara vacía".

Venezuela, por el ALBA, expresó “estar alarmados por algunos elementos del informe, que pudieran obstaculizar el acceso democrático a los recursos”. Hizo hincapié en que el GCF debe poseer personalidad jurídica internacional, operar bajo la dirección de la Conferencia de las Partes y no debe tener ningún conflicto de intereses entre las funciones de los administradores fiduciarios y ejecutivos.

Jueves 1

Mientras tanto, otra consulta informal del almuerzo (o "indaba") fue convocada por la Presidencia de la CP, y se le pidió a los delegados que se corran de sus posiciones prefijadas y que piense creativamente en una imagen más grande. Los observadores destacaron que varios países han asumido el desafío y han comenzado a buscar opciones para un paquete transversal. Sin embargo, faltando cuatro días para el arribo de los ministros, muchos participantes expresaron que siguen siendo evidentes las diferencias filosóficas sobre el segundo período de compromiso, el nivel de ambición y la forma/sustancia de un sistema basado en reglas. Mientras las Partes clave sostengan posiciones tan fuertes, estaremos definitivamente caminando en un campo minado”, dijo un negociador. “Hay un trato que lograr, pero no queda completamente claro cuáles serán los detalles del resultado de Durban”, dijo otro.

Viernes 2

Luego de un par de largos días de trabajo, el viernes por la noche los negociadores informaron sobre avances encontrados. Algunos delegados expresaron su frustración porque ciertas cuestiones, como el financiamiento y la visión compartida, seguían “colmadas de poses y posiciones largamente sostenidas”. Una experimentada ONG destacó que con muchas cuestiones aún sobre la mesa, “algunos negociadores no parecían advertir que el tiempo estaba corriendo”. 

Los delegados también se refirieron al rol de la Presidencia de Sudáfrica, que continuó haciendo consultas informales con los delegados en una variedad de escenarios, empujándolos a avanzar.