jueves, 8 de diciembre de 2011

Últimas noticias sobre Durban a 48 horas del final...

I ♥ KP, "Me gusta el Protocolo de Kioto", lema de los activistas por el clima en la COP 17
Fuente: http://www.iisd.ca/climate/cop17/

Cuando empieza la cuenta atrás hacia el final de la COP17 de Durban y las sesiones informales (indaba) han llegado a los niveles más altos, un observador señaló que la pregunta ahora es si la brecha política se uniría a las diferencias en temas como la ambición, la financiación y la ejecución. Los anfitriones sudafricanos han presentado las variaciones de la "gran foto", esbozando cómo los ministros pueden "mezclar y combinar" las opciones que permitan ofrecer un segundo período de compromiso del Protocolo de Kyoto y los pasos para un posible nuevo instrumento jurídicamente vinculante en virtud del Convenio, o alternativas de otro tipo para implementar el Plan de Acción de Bali y los acuerdos de Cancún. "Tienen que trabajar mucho para conseguirlo", dijo un delegado de alto nivel, mientras que otro ponderó que dada la actual crisis financiera y el lento ritmo de las negociaciones del Fondo Verde para el Clima, puede que no haya bastantes "zanahorias" para que los grandes países en desarrollo (China, Brasil, India...) puedan cambiar sus firmes posiciones. 

Una posición importante en la negociación, la de China, ha sido difundida ampliamente después de cierta confusión sobre su referencia a "fijar los compromisos", dejando claro que éstos estarán condicionados a su "rápido crecimiento económico y a la pobreza persistente de millones de sus ciudadanos", por lo que el gigante asiático considera que no puede ser sometido a los mismos niveles de reducción de emisiones que los países más desarrollados.

Un observador señaló que la comparabilidad de los compromisos de los países desarrollados y de los grandes emisores (desarrollados o no) resultará el reto más difícil para los ministros, un problema que puede que no sea  resuelto en esta reunión.

En las últimas 48 horas de  negociaciones se espera un proceso político liderado por los ministros, junto con un frenesí de reuniones paralelas en docenas de cuestiones técnicas pendientes.